Visita nuestra sección de vacaciones en oferta

miércoles, 1 de agosto de 2018

5 sitios que no puedes dejar de visitar en Cataluña

La villa medievalde Pals
Cataluña es una región de España que cuenta con un inmenso atractivo turístico, no sólo por encontrarse bañada por el Mar Mediterráneo y de disponer de magníficas playas, sino también por la belleza de sus paisajes de montaña y por la gran cantidad de monumentos y sitios que visitar.

Son tantas las visitas que se pueden realizar en Cataluña que resulta muy complicado realizar una selección de lugares que nunca os deberíais perder si visitáis la región. Haciendo un gran esfuerzo selectivo, en este artículo os indicaremos las visitas que, en nuestra opinión, todo el mundo debería realizar si decide pasar sus vacaciones en la región española de Cataluña.

1. La ruta de los pueblos medievales: Monells, Peratallada y Pals


Monells, Peratallada y Pals son tres localidades de Gerona dignas de ser visitadas por sus conjuntos monumentales compuestos por murallas, torres, torretas, casas heráldicas y callejuelas estrechas que hacen que el visitante parezca estar inmerso en una auténtica película de la Edad Media.

De Monells cabe destacar su monumental plaza porticada con arcos y portales construidos en el medievo, una plaza que se mantiene en un increíble estado de conservación.

La villa amurallada de Peratallada se encuentra a algo menos de doce kilómetros de Monels.

Y finalmente, a poco más de ocho kilómetros de Peratallada, nos encontramos con Pals, una localidad que aparte de su gran riqueza patrimonial y monumental, también cuenta con un entorno natural muy variado y rico, siendo un lugar también muy visitado por los paisajes que rodean al municipio. Es una de las poblaciones más importante de la comarca del Bajo Ampurdán.

2. El conjunto arqueológico Tarraco


La ciudad antigua de Tarraco fue el primer y más antiguo asentamiento romano de la Península Ibérica, motivo por el cual en la ciudad de Tarragona y un gran número de pueblos colindantes existen numerosas muestras de la presencia romana.

Si nos centramos en el conjunto arqueológico romano, reconocido como una de las siete maravillas de Cataluña, éste está conformado por un total de catorce monumentos que en el año 2000 fueron declarados Patrimonio Mundial de la Humanidad.

La extensión del conjunto arqueológico Tarraco es tan grande que se necesitan al menos dos días para poder disfrutar de él en su totalidad. Si queréis informaros mejor os recomendamos visitar la web oficial del Patronato Mundial de Turismo de Tarragona (www.tarragonaturisme.cat).

3. El Monasterio de Montserrat


Monasterio de Montserrat
Esta es, sin duda, una visita imprescindible ya que nadie puede quedar indiferente al embrujo del entorno natural que rodea al Monasterio de Montserrat. Localizado a tan sólo cincuenta kilómetros de Barcelona, fue fundado a principios del siglo XI y construido sobre la pared rocosa de una montaña en conmemoración de la aparición de la Virgen de Montserrat en el pico de la montaña.

En la basílica del monasterio se encuentra la famosa imagen de la Moreneta, una de las pocas Virgen de color negro que existen en el mundo, la talla data del siglo XII y es la patrona de Cataluña.

El acceso al Monasterio puede realizarse por coche, pero si queréis de verdad disfrutar de la visita os recomendamos que cojáis el teleférico o, en su defecto, el funicular de la cremallera, de ambas manera de esta manera podréis disfrutar del magnífico paisaje montañoso sin tener que estar pendientes de la carretera.

Si tomáis la decisión de visitar el Monasterio de Montserrat os recomendamos que os deis una vuelta por su página oficial www.montserratvisita.com.

Y lo mejor es que podéis hacer vuestra reserva de hoteles en el centro de Barcelona, ya que aunque no dispongáis de coche, hay trenes que salen desde Barcelona y que enlazan con el teleférico y el funicular que suben hasta el monasterio. Si disponemos de coche, no debemos preocuparnos por el aparcamiento, porque el monasterio cuenta con un aparcamiento gratuito de más de novecientas plazas.

4. El castillo de Miravet


Miravet se trata de una bella población tarraconense que se encuentra situada a la orilla del río Ebro. Situado en lo alto de un cerro, su castillo, que empezó a construirse en el siglo IX, es una de las edificaciones más bellas de Cataluña, los templarios son los responsables de su construcción y está considerado como el mejor ejemplo de arquitectura militar de la región catalana.

Si visitáis el castillo os recomendamos que utilicéis el servicio de audio-guías, de esta manera no os perderéis ningún dato de las curiosas historias que le rodean.

5. Las ruinas de Ampurias


Las ruinas de Ampurias se encuentran situadas en la localidad ampordanesa de San Martín de Ampurias, muy cerca de la famosa villa marinera de La Escala en la provincia de Gerona. Se trata de uno de los pocos sitios del mundo donde en un mismo sitio nos encontramos con las ruinas de una factoría griega (fundada en el siglo VI a.C.), las ruinas de una ciudad romana y los restos de un poblado pobre de la Edad Media.

Las ruinas en su conjunto constituyen uno de los restos griegos más importantes de España. El recinto puede ser visitado siguiendo un sendero que recorre las ruinas, la palestra romana, el anfiteatro y las murallas. La visita completa dura aproximadamente unas dos horas.

0 comentarios: